Siendo justos, chascarrillos aparte, que un periódico del prestigio de El País tenga que retirar una edición porque su portada es un fake, y me refiero a la que presentaba un imagen del presidente de Venezuela entubado extraída de una captura de un vídeo de Youtube, no debería escandalizarnos tanto. Y no debiera porque hay que recordar que la mayoría del contenido que generamos los bloguers o en las redes sociales sigue , y no es de otra manera, procediendo de los medios clásicos. Incluida la prensa y en especial de algunos como El País. Tantas y tantas veces como la red, y yo me considero también red, hemos metido la pata con cosas como esa que no debiéramos señalar la viga en el ojo ajeno.

2013-01-24_170826

Dicho esto la reflexión sobre lo ocurrido quizás debiera ir más allá. Particularmente creo que que sería bueno en focalizarla en cosas como por ejemplo : la avalancha de sobreinformación y datos que recibimos, la nula capacidad de duda y verificación de los que la recibimos o la generación de contenidos dónde prima la velocidad sobre la veracidad y dónde es más importante dar el primer golpe para captar audiencia que conseguir fidelizarla en base al trabajo bien hecho.

A mi no me gusta que la información se haya transformado en espectáculo. El Show info. La prensa no debiera ser 4chan, ni los telediarios una colección de vídeos que cada vez recuerdan más a Youtube. Tampoco creo que sea bueno que cada vez haya más información/desinformación y menos periodistas. Algo falla.

Por tanto reitero y disculpo a El País en uno de sus días más bochornosos. La culpa también es nuestra, tanto como audiencia como generadores de contenidos de “periodismo ciudadano” y les animo a volver a intentar dignificar su profesión. Señalo que en una situación tan complicada para este país son ellos, los periodistas, y no nosotros, los bloguers, los que por ejemplo están destapando algo como la corrupción en España estos días, por poner un ejemplo. Y eso se lo debemos agradecer a nuestros “abuelos”. No les pidamos más responsabilidades que las que nosotros mismos asumimos. No vale que “ellos viven de eso”. Nosotros también, en cierto modo.

Después de todo ¿Quién no ha tenido un mal día?

Les dejo con el vídeo original dónde se extrajo la imagen de “Chávez”

Saludos