Al final todo tiene su explicación. Lo de meterse con las hijas de Zapatero ha sido una operación encubierta para que los internautas, ellos tan avezados y observadores, no se dieran cuenta de que lo que realidad es sorprendente es que Obama siempre tiene la misma cara en las fotos con mandatarios. ¿O es que es un muñeco de cera y todo Dios se hace fotos con él?

Etiquetas de Bitacoras :