En el país en que vivimos se prohiben los toros y se aprueba la apología de la pedofilia

por | 1 agosto, 2010

 

Buenas

Esto, las corridas de toros, en Cataluña y Canarias,  está prohibido. Los políticos no dejan de hablar de ello. Hay portadas de periódicos, minutos de televisión, etc. Se promulgan leyes en comunidades autónomas a favor y en contra, y se habla de los derechos de los animales, cultura,  de la libertad de los humanos. Se habla de costumbres, fiestas, etc. Y de identidad.

toro

Esto, la apología de la pedofilia, no está prohibido. Es legal en España. Los políticos llevan meses esperando que empresas que alojan esos contenidos se expliquen. Los medios no hablan de ello, excepto cuando quieren relacionar P2P y descargas con esta lacra. No se cambian las leyes, y se habla de “libertad de expresión” de estos individuos. Se exhibe en público y si peleas con ello seguramente te tachen de “censurar la red”. Absolutamente legal

2010-08-01_123153

 

2010-08-01_123249

Pues eso. Seguro que alguien dirá que esta entrada es demagogia, pero eso no va a evitar que esto sea real.

Ya saben ustedes en el país que vivimos

4 pensamientos en “En el país en que vivimos se prohiben los toros y se aprueba la apología de la pedofilia

  1. Indi0002

    Madrigal, en España es delito que un adulto tenga relaciones sexuales con un menor de 13 años. No existe la excusa del consentimiento sexual por debajo de esa edad. Ciertamente tenemos la edad mínima más baja de Europa, pero por encima de alguno paises latinoamericanos.

    Definido el delito, la apología es un arma de doble filo. Para tí un pedófilo es un pervertido que hay que encerrar sí o sí por si se convierte en pederasta.

    Yo soy más moderado en mi opinión.
    Mientras no difundan o creen contenidos de pornografía infantil, que esta gente hable de sus fantasías (*) sexuales, nos puede repugnar pero no por ello debemos considerar eso un delito.

    (*) y si no fueran fantasías ¿qué mejor forma de investigarlos que leer sus propias declaraciones?

    Recordemos que la inmensa mayoría de los abusos sexuales infantiles ocurren en la profundidad del más absoluto anonimato (y no de la red).

    Establecidos los límites legales: no abusar sexualmente de nadie ni publicar contenidos de pornografía infantil, el resto entra dentro de la moralidad.

    Legislar moralmente es un error, que generalmente acarrea consecuencias colaterales, como han sido las detenciones injustificadas llevadas en España en los últimos años.

    Saludos,

    In dig na do

    Responder
  2. @JosePol0

    Indi0002 :
    Madrigal, en España es delito que un adulto tenga relaciones sexuales con un menor de 13 años. No existe la excusa del consentimiento sexual por debajo de esa edad. Ciertamente tenemos la edad mínima más baja de Europa, pero por encima de alguno paises latinoamericanos.
    Definido el delito, la apología es un arma de doble filo. Para tí un pedófilo es un pervertido que hay que encerrar sí o sí por si se convierte en pederasta.
    Yo soy más moderado en mi opinión.
    Mientras no difundan o creen contenidos de pornografía infantil, que esta gente hable de sus fantasías (*) sexuales, nos puede repugnar pero no por ello debemos considerar eso un delito.
    (*) y si no fueran fantasías ¿qué mejor forma de investigarlos que leer sus propias declaraciones?
    Recordemos que la inmensa mayoría de los abusos sexuales infantiles ocurren en la profundidad del más absoluto anonimato (y no de la red).
    Establecidos los límites legales: no abusar sexualmente de nadie ni publicar contenidos de pornografía infantil, el resto entra dentro de la moralidad.
    Legislar moralmente es un error, que generalmente acarrea consecuencias colaterales, como han sido las detenciones injustificadas llevadas en España en los últimos años.
    Saludos,
    In dig na do

    Señor Indignado,
    No pretendo prejuzgarle ni nada por el estilo con mi comentario.
    Simplemente, no entiendo como una persona puede sentir atracción por un niño. ¿Me lo puede usted explicar?
    Por otro lado, creo que intentar enturbiar el trabajo de otra gente es una actitud digna de reprochar. Su actitud sobrepasa, bajo mi humilde punto de vista, el límite entre rebatir y ofrecer otro punto de vista y el de simplemente intentar poner dudas en el trabajo de los demás.
    Atentamente,
    Jose

    Responder
  3. Indi0003

    Se me olvidó apuntar que en todo caso el delito debería ser la apología de la pederastia (incitar al abuso sexual infantil).

    Es importante diferenciar entre pedófilo y pederasta. Los primeros tienen una opción social para vivir aceptando las normas establecidas, mientras que los segundos únicamente les queda la opción de la cárcel.

    Saludos,

    In dig na do

    Responder
  4. danimalaga

    Con lo reprobable y repugnante que es la apología de la pedofilia (como ejemplo indiscutible), parece y nunca mejor dicho, que priman los derechos de los animales para olvidarnos así de lo importante, y a la hora de escoger tema bandera, bien sea a favor o en contra, donde esté la iglesia, el futbol, los toros o las putas en Cataluña que se quite lo demás.

    Mientras tanto y ya desde hace tiempo (23-06-2008) los políticos de vacaciones… o no pueden hacer nada. http://www.rtve.es/mediateca/videos/20080623/apologia-pedofilia-delito/180852.shtml

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.