Mi comparecencia en la subcomisión de RRSS del Congreso de Diputados

por | 18 septiembre, 2013

Congreso de los diputados

Buenas

Hoy comparezco en el Congreso de los Diputados en la Subcomisión de Redes Sociales. Este es el texto de mi declaración, aunque supongo que variará algo puesto que yo soy más dado a la conversación y al debate. Puesto que la sesión es a puerta cerrada y no se si se grabará o se distribuirá, y como amante de la transparencia esto es lo que aportaré como introducción.

Mi nombre es Marcelino Madrigal. Soy un profesional de las Tics desde 1986 y hoy en día soy el responsable de un departamento de I+D+I de la empresa de tecnología más grande española. Paralelamente mantengo una actividad en la red de concienciación y denuncia de los riesgos de la red. En especial de los que afectan a los menores. Siendo una persona que vive por y para la tecnología siempre he creído que informar, e intentar corregir y mitigar estos riesgos, es hacer una red mejor. Hablar de ello no es demonizarla o causar una alarma innecesaria, sino prevenir y hacer que este medio sea más seguro para todos.  Ante el crecimiento de las redes y la cantidad de información a controlar en las mismas, la primera línea de defensa ante estos contenidos somos los propios usuarios. Pero los usuarios no podemos ser la policía, la policía no puede ser los padres, ni las empresas pueden ser los jueces.
Hoy les vengo a hablar de algo muy concreto: 
– Los abusos de menores, mal llamados pornografía infantil

– la pasividad de las empresas que los alojan, distribuyen y se lucran con ellos

– Los fallos de los procedimientos de denuncia que permiten que quienes publican estos contenidos queden impunes.

Las redes sociales están siendo utilizadas por pedófilos y pederastas para dos cosas: Contactar entre ellos y con los menores. Eso es un hecho indiscutible. Las imágenes que exhiben no son el objetivo, sino el método que tienen para hacerlo. El anonimato, el enmascaramiento y el mismo funcionamiento de la red impiden que una persona sea identificada sin el concurso de los prestadores del servicio que utiliza.

Les pido que imaginen esta escena: Una señora de unos 40 años, bien vestida, de rasgos asiáticos, fuma  sentada en la esquina de una cama. A la Izquierda de ella un varón adulto, de aspecto europeo,  viola una niña de unos 2 años mientras apoya su mano en el pecho de otra niña de esa edad para que no se mueva. La niña llora desconsoladamente. La señora que fuma, bosteza.
Si ustedes tuvieran la desgracia de toparse con ella en su red social favorita seguro que serían tan escépticos como yo sobre la pro actividad de las redes sociales contra esto. Si existe es claramente insuficiente.

Podríamos seguir 3 caminos para informar de lo ocurrido. Si piensan que con retirar esa imagen, aunque volviera a aparecer al poco tiempo en esa misma red u otra, es suficiente, pueden estar tranquilos. Siguiéndolos lo van a conseguir con más o menos esfuerzo. Les recuerdo que los abusos a los menores se producen en su mayoría en su entorno más cercano y quedan silenciados. Es por ello que es tan importante estar atento a estas señales . En cambio si creen que quien hizo eso debe ser investigado y puesto a disposición de la justicia deben de saber que tenemos un problema muy grave que en la mayoría de las ocasiones evitará este resultado. Intentaré exponer de forma muy resumida y sin entrar en mucho detalle.

La primera vía es el reporte a las redes sociales de lo ocurrido. Se encontrarán que no existe un tipo de denuncia para estos casos, por ejemplo en el caso de Facebook, o que es necesario pasar por 4 páginas para enterarse de que Twitter dispone de un correo electrónico para ello. Cuando reciban su aviso no revisarán más que el enlace que ustedes les remiten. No quienes pulsaron “Me gusta” en la imagen, o quienes hicieron RT, o algún comentario sobre que querían más imágenes. No los seguidores, no los grupos donde estaba, no sus listas.  Siendo las redes sociales verdaderos mapas de las relaciones que mantenemos en base a nuestros intereses ellos no mirarán más allá de lo que usted haya señalado. Ese enlace, nada más.

Luego, estas empresas desactivarán el enlace, y tal como les obliga las leyes US por las que se rigen, lo enviará a una empresa llamada Missingkids en la que el gobierno US depositó esta tarea. Esta empresa hará 3 paquetes: Los usuarios de USA, los usuarios de países que mantienen acuerdos con esta empresa y el resto del mundo. Unos irán a FBI y NSA, los segundos a través de la policía de Inmigración a las embajadas de los países con acuerdo y el resto a Interpol, donde más de 90 países no tienen legislación alguna contra la pornografía infantil. España actualmente no tiene acuerdo con Missingkids. No hay un solo informe detallado de la actividad de Missingkids, pero si sabemos que recibe una enorme cantidad de dinero del gobierno US (48M de $ en 2011) y de sus patrocinadores, que en muchos casos son las mismas empresas que debería auditar.

En ningún caso estas empresas pondrán directamente en conocimiento del país del usuario que hizo eso lo ocurrido. Simplemente se sentarán a esperar el tiempo que crean conveniente, pues la ley en US no marca un periodo obligatorio de retención de datos, por si llega un requerimiento judicial o una comisión rogatoria sobre el caso. Si no llega directamente lo eliminarán. Lo más probable es que el individuo que hizo eso y se encuentre su página desactivada abra otra. En horas. Muchas veces con el mismo avatar, nombre y referencias. Esto ocurrirá hasta en 44 ocasiones, por ejemplo, con uno de los usuarios de Twitter que publicó la imagen que antes les narraba, o hasta 10 veces en el caso de Robert Hull que publicaba abusos de una niña de 4 años en Facebook y hoy está condenado a 15 años en US.  Ninguna de estas empresas denunció estos dos casos. Esto es lo que las empresas que explotan comercialmente las redes sociales califican de “colaboración con la justicia”.  Desactivar y esperar.

Facebook cuando salió en Bolsa fue valorada en 104.000M$. En 2012 se filtró que subcontrataba en países como Marruecos la labor de revisar y eliminar los perfiles con pornografía infantil a 1 Euro la hora. La última respuesta de Facebook sobre un perfil que yo he señalado en su red ha tardado 5 meses. Twitter saldrá a bolsa en breve y se ha valorado en 10.000M$ . El sistema de reportes de pornografía infantil que usa cuesta 195$ mes por puesto. Actualmente el número de informes de abusos en su red es mayor de 12.700.000

La segunda vía es una denuncia o información a las fuerzas de seguridad españolas a través de los mecanismos que en la misma red tienen. Quiero dejar claro que no pongo en duda ni la valía ni la entrega ni la abnegación de estos cuerpos. Soy plenamente conocedor de sus valores y su trabajo. Uno puede enviar un correo contando lo ocurrido a Policía Nacional o Guardia Civil, pero su labor no es retirar contenidos de la red. El único capacitado para ello es un juez, no ellos. Los jueces no dan requerimientos para investigar casos que no sean evidentemente españoles, por tanto se limitarán a tomar nota y ponerlo en conocimiento de estas redes sociales para que lo desactiven. Durante el mes de Agosto yo mismo envié 343 casos a Twitter, 21 a policía y guardia civil y 6 a policías de otros países con los que mantengo contacto. En España según el M. de Interior en 2012  hubo 569 casos de p.infantil con un descenso del 20% y 278 de corrupción de menores. ¿Cómo podemos explicarnos que Policía Nacional tenga presencia en Twitter como segunda policía mundial con mayor número de seguidores y sin embargo si un usuario de México informa a Twitter de que un español está publicando abusos de menores en dicha red Policía Nacional no se entere?

Como pueden comprobar seguir este camino y o depositar la responsabilidad de solución a un problema global, en un escenario global como es la red en manos de las fuerzas de seguridad locales, limitadas en su campo de acción por las leyes locales, es simplemente inviable. Esto no es un problema policial, es un problema social.

La tercera vía es acudir a las líneas de denuncia anónima que explotan algunas fundaciones en España. No obstante el recorrido de su denuncia será el mismo. Si existen evidencias claras de la nacionalidad del usuario lo canalizarán a sus homónimas en el país en cuestión, si existen, y a las fuerzas de seguridad. Pero esto ocurre un porcentaje muy pequeño de ocasiones, con lo que en su gran mayoría finalmente irán a parar a la empresa donde se produjo. En 2011, según policía nacional, en 18 ocasiones, que derivaron en 2 operaciones, y 32 veces a Interpol.
El panorama actual no es nada halagüeño. No obstante podemos trabajar juntos, padres, usuarios, educadores, empresas, fuerzas de seguridad, jueces y ustedes mismos, para mejorarlo. Es por ello que les pido, como llevo haciendo años, que alcancen acuerdos u obliguen a estas empresas a informar de estos casos directamente a las fuerzas de seguridad de los países implicados. Directamente. Serían ellas, las policías, las que si es necesario, lo pondrán en conocimiento de un juez parar solicitar la información complementaria que necesiten. Algo que creo muy sencillo, y sin embargo no se hace.

Que los menores, nuestros hijos, estén en la red no solo es bueno,  es imprescindible para que adquieran los múltiples beneficios de la misma. Pero no olviden que Internet no es buena ni mala per se, son los usos que hacemos de la misma lo que son buenos o malos. El futuro no es la red. El futuro es lo que harán nuestros hijos e hijas con ella.

Les pido que hagamos la red más segura para ellos. No espero menos esfuerzo por parte de ustedes que el que han dedicado a las webs de enlaces de descarga. Espero que capten la ironía sobre hacia donde han ido sus esfuerzos en la red.

Gracias

11 pensamientos en “Mi comparecencia en la subcomisión de RRSS del Congreso de Diputados

  1. Francisco George (@paco229)

    Muy bueno Marcelino. la unica frase a cual pondria pegas es Esta frase puede traer “No espero menos esfuerzo por parte de ustedes que el que han dedicado a las webs de enlaces de descarga”.

    Aunque yo se que tu no vas a por una censura, esto es lo que ellos van a destacar y que hay que “Controlar y Censurar” la red.

    Sabes que para ello no hay que animarles mucho. Yo de ti intentaria ponderarla o eliminarla.

    una posible redacción: “Habeis puesto mucho empeño en desarrollar leyes peligrosas e inutiles en un intento de velar por la propriedad intelectual, mejor hubiera sido dedicarlo a velar por la seguridad de nuestros menores.”

    O algo mejor que iria en este sentido 🙂

    Un abrazo

    Paco

    Responder
  2. mmadrigal Autor

    La frase es irónica y una crítica a como han actuado con esto.
    Sobre controlar o censurar no veo que perseguir esto tal como lo planteo (los usuarios señalan, la empresa comprueba, la policía informa y un juez decide) lo sea.
    Ya sabes que he criticado el uso de filtros en la red desde siempre.
    Descuida que si no lo ven como un chiste yo lo dejaré muy claro.
    Gracias Paco

    Responder
  3. Javier Fernández

    Tras lectura precipitada tampoco encuentro mucho mas que decir que Paco…

    Simplemente destacar la diferencia de esfuerzo o una doble vara de medir… una paro lo que les es rentable a corto plazo y otra para lo que realmente importa a la sociedad, pero que no les aporta nada en corto.

    Un saludo y ánimo.

    Responder
  4. Francisco George (@paco229)

    Ya Marcelino, nosotros que te conocemos lo sabemos…ellos no van a captar esta ironia y aun si alguno la capta, la frase puede ser manipulada y presentarla como un justificante de su “magnifico” trabajo en proteger la PI.

    Y no tengas duda que lo harán…luego sera muy difícil explicar que lo que querías es ser irónico.

    Responder
  5. Juan

    Marce, espero que haya ido todo bien y que sirva para algo lo claro que se lo habrás dejado, ahora la pelota está en su tejado más que nunca

    Responder
  6. Pablo fariñas

    Valoro mucho tu esfuerzo Marce, te felicito porque esta intervención ha sido una recompensa a todos los años que llevas luchando por esta causa tan noble y justa. Muchas gracias por luchar por nosotros y por el futuro de nuestros hijos.

    Responder
  7. Javier

    Acabo de escribirte por twitter. Me has remitido a este enlace. Llevo a mí hija en mi pecho. No he podido evitar llorar.

    Lo primero gracias. Gracias por tu esfuerzo y acción. Lo segundo es que me gustaría hablar contigo personalmente para ver como puedo ayudarte… ayudarnos.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.