Saturno se está comiendo a sus hijos

por | 28 octubre, 2009

Buenas

Los intentos de monetizar y rentabilizar una herramienta como son los blogs, acaban con el sueño y la esperanza que algunos teníamos en esto. Entiéndame, el ganar dinero con una actividad como esta es del todo legítimo, y el orientar el bloguing a una actividad comercial está bien. Pero no nos engañemos, eso andar por la senda que conduce a esa misma actividad a convertirse en un medio clásico, como la prensa o la televisión, dentro un canal de comunicación nuevo como es Internet.

De hecho ya los medios tratan a los blogueros, al menos lo que ellos entienden por blogueros, como empresarios de la red. Empresarios, no movimiento ciudadano/cultural/social, sino empresarios con un halo de novedad por aquello del desconocimiento que muchos todavía tienen sobre Internet.

Ya estoy saturado de información de canales de televisión, radio, webs, foros y demás. Uno cuando está por aquí leyendo, comentando o escribiendo está en otra historia, y esta al menos para mí, es radicalmente opuesto a esta tendencia.

El problema quizás sea en que la blogosfera antes eran muchas formas de ver las cosas que competían en igualdad de condiciones porque alguien las prestara atención. Siempre ha habido voces más altas que otras, y eso lo decidían los lectores, pero no había la enorme distancia que hay actualmente entre unos y otros. La forma de atraer a lectores y demás en base a hacerse cada vez más grandes en forma de redes de blogs profesionales, agregado res de noticias, y empresas que gestionan sus audiencias y publicidad está acabando con esto.

Al igual que los blogs no pueden actualmente competir con la repercusión de los medios puesto que estos cuentan con toda una infraestructura y recursos que les hacen mantenerse a una distancia enorme por sus audiencias, los blogs recién creados o alejados de los comerciales no pueden llegar a los lectores y acaban ahogándose.

Los peces grandes se comen a los pequeños, y no hay audiencia para todos en esta sobredosis de opiniones, información y datos. Así que el paso lógico es que la blogosfera profesional acabe esquilmar lo que alimentaba a la gente a acercarse a los blogs, como era la esperanza de que alguien les leyera. Triste pero cierto.

Finalmente el blog será una marca registrada, y un negocio para unos pocos.

¿Donde está la esperanza? Pues espero que al menos la gente que no tiene por objetivo llevar su mensaje nada más que a su círculo más cercano, llámese familia, amigos, compañeros, etc., resista. Los blogs personales sobrevivirán pero habrán perdido por el camino lo más grande que tenia esto en su origen, y es que alguien fuera de ese círculo, en cualquier lado, los pudiera leer cuando fuera necesario, porque eso ya no será factible. Estarán absolutamente ocultos y tapados.

Y sin acritud, pero con toda certeza, diré que alguna responsabilidad de esto la tienen los antiguos defensores de lo contrario, y amantes de las lechuzas, en un ejercicio de funambulismo sobre su credibilidad.

Al menos esta es mi opinión y así la expreso, por si queda alguien que la lea, lo cual cada día será más complicado

Saturno se está comiendo a sus hijos

Etiquetas de Bitacoras : ,

0 pensamientos en “Saturno se está comiendo a sus hijos

  1. Manuel Benet

    No podría estar más de acuerdo, francamente. Al final, la visibilidad de un blog acaba por depender de los mismos recursos que muchos otros medios: publicidad, campañas de marketing y demás. De otra forma, aunque los contenidos sean muy buenos, regulares, y todo eso que se dice que es necesario, el blog está condenado a la invisibilidad.

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.