Ante la huelga

por | 13 noviembre, 2012

Buenas

En menos de un mes dos hermanos míos han sido despedidos. No es que no tuvieran trabajo, no. Por tanto expresar lo que uno cree sobre la reforma laboral o la huelga es perder el tiempo por obvio. No obstante si me gustaría dejar un par de reflexiones en esta jornada anterior a la huelga general de mañana.

Los sindicatos creo que se equivocan en el mensaje. Dicen que nos quieren quitar todo, que nos dejan sin futuro. Supongo que se refieren a los que actualmente trabajamos. A los 5 millones de parados ya se lo quitaron antes, y tampoco pasó gran cosa, al parecer. Por otra parte entiendo que ellos quieren defender a todos, a los unos y a los otros, pero cada vez más, quizás alentados una y otra vez por los mensajes de la otra parte, la derecha más radical y perversa que uno ha conocido, el conflicto corre el riesgo de trasladarse y enfrentar a los que disponen de un sueldo y a los que no. Un gran error. Los derechos han sufrido un gran recorte, insisto, pero sobre todo para los que ya no disponen de ninguno, y no es cuestión de salvar los muebles con los que quedamos, si no acordarnos de ellos. Insisto que creo que obran de buena fe, pero su mensaje está equivocado.

La patronal habla de que las reformas son necesarias. Es cierto, pero no son todas las que se están haciendo y las más urgentes y justas, a mi entender, son siempre omitidas. Flexibilizar el mercado laboral es una cosa según ellos imprescindible. Yo les digo que también regular la voracidad, la corrupción, la especulación, las trampas fiscales, el reparto justo de beneficios y esfuerzos en épocas de vacas gordas y flacas, evitar los pelotazos y castigarlos en los juzgados, etc. De esto nada dicen y seguramente sean las razones que nos han llevado al riesgo de zozobra de este barco llamado España. No les interesa, evidentemente.

Una nota sobre la red, esta que habitamos y nos permite sacar pecho hablando de revoluciones en países lejanos y cambios en la sociedad, y sin embargo es incapaz de hacer lo mismo ante temas tan graves, más allá del permanente discurso de mantener las descargas a salvo. Uno estos días se siente como un tipo atrapado entre dos bandas de hooligans rivales en plena batalla de botellas arrojadas a la cabeza del rival. ¿Dónde está el punto de lo razonable, el respeto y el sentido común?. ¿Está es la manera en la que Internet cambia la sociedad?. No lo creo.

No les aburro más. Simplemente quise dejar nota una vez más de que este que escribe desearía que ganaran los buenos, pero sigue sin saber quienes son.

Saludos

4 pensamientos en “Ante la huelga

  1. Borja (ogeid66)

    Hombre, si tenemos en cuenta que en este pais se legisla para preservar los derechos de los poderosos, que son los que cometen las mayores tropelias…. pues…. no se……parece un poco obvio que lo menos fastidioso para el «gran poder» sea que lo paguemos los de siempre.
    por otra parte yo no creo que una huelga general sea nada practico, ni siquiera un medio para una posible solución, …..pero haya cada uno con su conciencia.

    Responder
  2. Enrique Saugar

    Muy buen análisis, quieren dejar un país de esclavos. He hecho huelga aunque sé que servirá de poco, pero por lo menos me quedo con la conciencia tranquila de que no formo parte de la «mayoría silenciosa» que tanto le gusta a Rajoy.

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.