Early Adopter

por | 24 febrero, 2012

 

Buenas

Les quiero hablar de nuestra actitud ante las nuevas herramientas que surgen de la red. Y de velocidad.

Un early adopter (el tipo que está preocupado por abrir cuenta en el último servicio web, usar el último gadget, o ser el “primer” en cualquier cosa de estas) no es una figura nueva. Era el tipo que te daba pataditas con las zapatillas para que miraras que se había comprado el último modelo de la última marca, el que tarareaba sin cesar una canción para que supieras que se había comprado el último disco, o te nombraba en un inglés más que dudoso el nombre del último LP de un grupo extraño que le habían traído de Londres.

Verán, no necesitamos más destornilladores. Tenemos de todos los tipos. Tenemos grandes, pequeños, planos, de estrella. Eléctricos y manuales. De todos. Lo que necesitamos es tener claro de una vez para que los vamos a usar y cuáles son los tornillos que debemos apretar.

El adoptar una y otra vez como fenómeno cualquier cosa que alguien con un poco de vista y los contactos adecuados quiera mover en la red, se ha transformado en una carrera absolutamente absurda. Desde lo blogs, a las redes sociales y Twitter, que podríamos considerar moderadamente consolidados, hasta Google Wave, Second Life  y un montón de cosas que encima no es que fueran inútiles ni absurdas, si no que como decía algún gurú “no estábamos/estamos preparados para entender”. No es que fueran inútiles, es que no sabemos para que usarlas (Ellos, a juzgar por la prisa con las que las abandonaron, tampoco. Pero esa es otra historia)

El poner la mera posesión de las herramientas como valor por encima del uso que hagamos de ellas es un error. Siempre. Y es más todavía el intentar dárselo a algo que no lo tiene, simplemente porque nos considerarán expertos, o gurús, o vaya usted a saber qué. Yo siempre digo que así somos, que consideramos experto al tipo que dio 2 días antes al aceptar que los demás. Pero si como chiste o chascarrillo para una presentación queda bien no debe salir de ese contexto.

Un pionero es el tipo que abre la senda y prepara el camino para los demás lleguen, no el tipo que llega primero para inmediatamente salir a otro punto, mientras el camino se cierra detrás. Un gurú es quien analiza problemas, argumenta porque existen, plantea las soluciones y propone herramientas útiles, no el tipo que va arrojando por su espalda cosas absurdas como si fueran huesos de aceituna. Un experto es quien pone el apellido razonable y útil a la tecnología. Lo “otro” es un early adopter, adictos a la tecnología (y a otras cosas) cuyo afán es abrazar el primero cualquier juguete nuevo , y mejor no confundirlos. Entre nosotros, si me guardan el secreto, sepan que para ellos, los early adopter, en su mayoría, la diferencia entre un hombre y un niño es el precio de sus juguetes, nada más.

Nos pasamos la vida mirando escaparates, con la nariz pegada como niños, en esto de la red. Contemplamos las herramientas con el mismo anhelo que un crio quiere tener el último juguete y sacar pecho en el patio del colegio. Pero miren, prefiero pensar que todavía queda alguien por ahí fuera pensando en como usar su anticuada lista de correo de e-mail para solucionar una necesidad.

Las herramientas no son importantes, son los usos los importantes.

Y si no es útil, mejor olvidarlo.

3 pensamientos en “Early Adopter

  1. Javier

    Cuantas más herramientas llegan, más me lío. Yo todo esto lo dejo para los “profesionales” de la materia.
    Con el tío Google, y todo lo que ofrece, el blog, Twitter y algo de FB me sobra y me basta… el resto, para mi, más de lo mismo y más jaleo.

    Un saludo

    Responder
  2. EL PREDICADOR

    En estos tiempos es alentador encontrar a gente que piensa por si misma y comprometida con las cosas realmente importantes que tenemos que vivir,o soportar, según se mire.
    Gracias y enhorabuena.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.