Enamorados

por | 14 febrero, 2013

 

Hay gente que, verlos comer, es todo un espectáculo. Algunos se conforman con pequeñas porciones de alimento, en enormes platos decorados como verdaderas obras de arte. Sabor intenso y cantidades justas. Otros en cambio prefieren los asadores, el calor de las brasas, las carnes interminables que requieren un final de alta graduación etílica para hacer la digestión.

Los hay que usan la comida rápida. Simple y efectivo, aunque a la larga produzca problemas en la salud. Otros tradicionales, vanguardistas, regionales, internacionales, exóticos, fritos, hervidos, pasados, en su punto, con guarnición, minimalistas.

Hay los que les gusta el dulce, y los que en cambio prefieren el salado. Mucho picante o insípidos.

Algunos están a régimen, otros deben engordar, y la mayoría vigilar lo que consumen.

Que más da.  Amamos como comemos.

Unos nos alimentamos con el corazón, y otros aman sólo de boca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.