Escribir un blog, y el sexo

por | 22 marzo, 2010

Buenas

Escribir en un blog tiene cierto parecido con el sexo, verán: 

Seguro que le pueden contar como lo hacen los demás  y  pretender enseñarle como se debe hacer. Incluso decirle que lo hace mal, o lo que es peor, condenarle por ir contracorriente. Pueden compararlo con el suyo, y seguro que oye que hay quien lo hace mejor. O a alguno decir que  lo tiene más grande, o notarse que se ha puesto unos implantes para aparentar lo que no es.  Igual finge lo que no es, o es lo que no finge, hay mucho engaño.

Hay quienes son estrechos de mente, porno-stars, exhibicionistas o tímidos, viciosos o recatados, frustrados y plenos. Onanistas solitarios, o gente que no lo concibe si no es en grupo. Y por supuesto lo que más abunda son los mirones. 

Quienes son infatigables. Quienes fingen y luego se consuelan a solas.  Quienes se vuelven locos solo con mirarlo y algún que otro gatillazo. Hay quien no se come una rosca en la vida. Quienes se las comen todas y callan, y alguno que se come solamente una de pascuas a ramos, pero vive de contar miles. Otros no pueden evitar pasar el día hablando de ello. También hay, por último, y como en todo, quien cobra, o paga por tenerlo. 

Pero que no le engañen, lo mejor de bloguear, como el sexo, es practicarlo. Así que adelante, no sean tímidos y compruébenlo ustedes por sí mismos y no dejen que se lo tenga que contar un tipo tan atorrante como yo.

3 pensamientos en “Escribir un blog, y el sexo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.