La hipocresía de los atacantes y defensores de Sánchez Dragó

por | 5 noviembre, 2010

 

Les pido que lean con atención esto :

“Realmente no es que me haya pasado nada, pero si lo tengo que poner en algún sitio, este me pareció bueno.
Volviendo en el metro vi a tres lolitas de unos once o doce años, y joder… una de ellas no me gustaba tanto, pero las otras dos, pelo muy liso, altura propia a su edad, cuerpecitos  iban con la barriguita ultra plana al aire, y vestían como pequeñas zorritas que quieren ser adultas YA, de esas que mascan chicle con la boca abierta y fuman disimulando que hace dos dias que cogen un pitillo.”

Ya lo han leído. Bien. Hoy me entero que unos señores han hecho un manifiesto para defender al Sr. Sanchéz Dragó. Dicen literalmente :

"Resulta incomprensible que se desate semejante odio hacia un escritor por haberse referido, de forma por lo demás literaturizada, a un hecho inequívocamente amparado por la ley: haber mantenido algún atisbo de relación sexual con menores que superan una determinada edad y que actúan con su pleno consentimiento”

Les pido que lean con atención esto :

“Realmente no es que me haya pasado nada, pero si lo tengo que poner en algún sitio, este me pareció bueno.
Volviendo en el metro vi a tres lolitas de unos once o doce años, y joder… una de ellas no me gustaba tanto, pero las otras dos, pelo muy liso, altura propia a su edad, cuerpecitos  iban con la barriguita ultra plana al aire, y vestían como pequeñas zorritas que quieren ser adultas YA, de esas que mascan chicle con la boca abierta y fuman disimulando que hace dos dias que cogen un pitillo.”

Y mi pregunta para estos señores firmantes del manifiesto es : ¿Defienden ustedes que se escriba esto?. Si la respuesta es afirmativa les diré que está literalmente extraído de un foro de pedófilos denunciado reiteradamente a la policía nacional, tal como muestra la captura, donde se comparten más cosas que versiones “literaturizadas” de estas, como experiencias de estos tipos con niñas de 2 años y demás.

2010-11-05_142457

Ahora le pregunto a usted que me lee :¿Realmente alguien cree que quienes defienden o a Dragó están preocupados por los menores?. Yo creo que no. 

Ahora veamos a los atacantes. El partido político que llama pederasta a Dragó, que tiene información en mano del mes de Diciembre de lo que se viene denunciando en este blog camino de dos años y ahora va diciendo que va a llamar al Defensor del Menor.

2010-11-05_143227

 Afirman que llevarán a Sanchéz Dragó al Defensor del Menor, cuando saben que el Defensor del Menor no tiene competencia alguna , tal como dicta la ley del Defensor del Menor que ellos mismos votaron. Aunque se puede dar el caso de que ni se la hayan leído, y lo que muestren sea ignorancia y una vez más, lo poco que les importa este tema. Ya se lo aclaro yo a estos señores. Dice la Ley del Defensor del Menor :

“En ningún caso el Defensor del Menor podrá intervenir en el procedimiento de casos individuales cuya solución esté encomendada a órganos jurisdiccionales, ni en casos que requieran medidas de protección reguladas en la legislación civil y cuya competencia esté atribuida a las Administraciones Públicas.”

¿Queda claro lo poco que les importa a estos señores, defensores y atacantes la protección de los menores? Pues eso, como a tantos otros.

Saludos

11 pensamientos en “La hipocresía de los atacantes y defensores de Sánchez Dragó

  1. Fuge

    No estoy de acuerdo en absoluto. Una cosa es defender a los menores de abusos, violaciones y prostitución, y otra es montarle la que le han montado a Dragó por escribir lo que escribió (donde no había ni abusos, ni prostitución, ni violación, ni delito). Te recomiendo que leas el chat que hizo ayer Dragó en el mundo, es bastante claro sobre este tema.

    Responder
  2. Fuge

    Y en cualquier caso tú puedes defender la libertad de expresión y no necesariamente suscribir o gustarte todo lo que se escribe en uso de ella. Son cosas diferentes. O de lo contrario tendríamos que empezar a prohibir obras de García Márquez, películas de Almodóbar, etc…

    Responder
  3. Fuge

    Si hubiera hablado de mi hija de 13 años, le hubiera pegado un soplamocos a mi hija de 13 años que le hubiera puesto la cara del revés. Por zorrona. Y un par de meses sin salir con sus amigas.

    Responder
  4. cosmofonio

    “Fuge”, no te hagas líos entre obras de ficción y las que no lo son.

    Aunque con lo de dices de tu supuesta hija de 13 años ya me queda todo más claro.

    Responder
  5. mmadrigal Autor

    #Fuge
    Señor/a ¿Usted aprueba el texto que incluyo en la entrada?¿Cree que es algo “literario”? Pues en mi opinión es lo mismo que hizo el Sr. Dragó. Juegan, insisto, con fuego

    Responder
  6. Francisco J. Moreno

    Yo apoyo que Dragó escriba y publique lo que le venga en gana. Lo considere literatura o no, porque hacer esa distinción es muy subjetivo.

    Lo que condeno es que se tire a menores y se vaya de rositas. Da lo mismo que uno se entere por lo que se le escapó en un libro o porque otro lo desenmascare.

    Que haya un libro con apología de la pedofilia no debería asustar a nadie. De hecho, me parece bueno que haya textos tanto literarios como informativos que traten el tema. A mayor conocimiento, mejor posibilidad de defensa. No me ha parecido bien que los editores lo retirasen. La acción a llevar a cabo es investigar si lo narrado sucedió realmente y hacer que Dragó se responsabilice de sus actos, fuesen los que fuesen.

    Si todo es un cuento inventado o ultraexagerado como dice, ningún problema. Pero si es verdad, la justicia debería poder hacerse cargo de él.

    Responder
  7. sanjose

    Si tu hija es abusada por un adulto le das una paliza.Me encanta esa idea de castigar a la víctima. Es muy buena.

    Lo siento, Fuge, no te entiendo. Lo de Dragó me la igual, nunca he leído nada de él, pero es triste que un tema así se relativice. Que se le quite importancia por un “derecho”
    como es de la libertad de expresión.

    Supongo que eso significa que los niños de 13 años, o menos, como demuestra Marcelino no tienen derecho, ni siquiera el de ser niños. Tienen que ser objeto de deseo sexual, real o literario.

    Es triste.

    Responder
  8. Peresa

    Lo lametable es la instrumentalización que se hace desde este blog del problema de la pronografía infantil en la red.

    La presión sobre políticos, sustentada por la histeria social con estos asuntos, traen consecuencias que perjudican a personas inocentes (y no hablo precisamente de los niños, que también).

    Limpiar la red ¿de qué sirve? ¿para tapar la mierda humana y que no la veamos?

    El problema es la pederastia (un delito), no la pedofilia (una parafilia).

    Saludos

    Responder
  9. WalterCool!

    Estimado Marcelino:

    No defiendo a nadie, primero que todo especifico eso.

    Si bien, en internet cualquier persona puede opinar algo, no es realmente una opinión 100% válida o que vaya a ejercer eso.

    Por ejemplo: Puedo desear que te mueras, que se muera alguno que comenta u otros, o hablar de sexo gay con algún conocido, pero no necesariamente es así. Restringir esto sería tan poco democrático como ir a la carcel por decir inépto a alguien.

    De hecho, de las personas que conozco que hacen comentarios similares o peores en foros, casi todos lo hacen para seguir el “ambiente” del foro, se dejan llevar, y no es malo, la idea de internet es que todos se puedan manifestar libremente.

    Creeme que una persona que quiera atentar a algo, no opinará en un foro o lo mostrará explicitamente 😉 Esa persona lo tendrá muy bien guardado y requerirá un estudio psicológico para detectar algo.

    TODOS (sin excluirte) supongo que guardan algo que le gustaría y es fuera de lo normal, y es mejor que puedan sentirse cómodos hablando del tema que sintiendose frustrados al tener que ocultarlo y hagan alguna acción al sentirse “atrapados” psicológicamente (de no expresar lo que piensa).

    PD: Esto tan solo requiere de un buen moderador para que se controle, y si es demasiado fuera de “tono”, un mensaje avisando.

    PD2: Si, estoy en contra de todo tipo de restricciones de manifestaciones mientras éste no afecte a otro “ser vivo”

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.