Las consecuencias de nuestras acciones

por | 8 abril, 2010

 

Buenas

Déjenme que les diga que uno cree en la presunción de inocencia, y que también cree que uno debe tener extremo cuidado con las cosas que dice cuando hace público las cosas que comenta (y documenta) que ocurren en las redes sociales, y en particular en Windows Live, con pedófilos y pederastas y menores. Y que si lo dice es porque tiene razones y pruebas de que es cierto. Algunas las muestro, y muchas las callo e intento seguir otros caminos. Uno con el tiempo, más de un año, ya ha aprendido a distinguir causas imposibles de solucionar de las que quizás tenga una oportunidad, aún siendo de la misma gravedad. Dicho esto, en lo que insistiré al final, permítanme que les cuente algo, sabiendo que con ello no entorpezco ninguna labor, porque estamos hablando de algo que ya ha ocurrido y está hecho.

Detlef fue el tipo que aparecía en la entrada por la que Microsoft baneó mi blog al hacer público lo que ocurre en Windows Live. A pesar de banear mi blog, Microsoft mantuvo la cuenta de Detlef abierta y activa hasta hace un mes. El seguía comentando en fotos de niños. Como pueden comprobar también fue denunciado a las autoridades españolas a primeros de Abril del 2009. Hace un año. Microsoft lo mantuvo activo y sin problemas hasta hace unas semanas.
Hace tiempo me escriben desde Alemania. No sé por qué motivo hicieron una búsqueda de Detlef en Google. Encontraron un montón de indicios de que alguien con ese nombre y varias fotografías de su rostro estaba inscrito en varias redes sociales (Windows Live, Netlog, Facebook, etc). Todas con los mismos patrones. Alguien que se anuncia como un tipo de mente abierta que le gustan las niñas, y de hecho, los niños, chicas jóvenes y demás. Sus redes en ellas están plagadas de contactos con fotos de menores, y de hecho los comentarios que hizo en Windows Live eran incluso sobre imágenes de pornografía infantil explicita. Un año ha estado haciéndolo.

El caso es que la persona que me escribe es el director de una escuela de arte para jóvenes y niños, dato que compruebo, así como que  de la persona que me habla y de la que yo hablo es la misma. Detlef trabajaba allí desde hace 10 años. Detlef está despedido, y aunque según me dicen afirma que alguien ha suplantando su identidad, no le creen. Tantas redes, tantas fotos. Quién le ha despedido ha reunido toda la información sobre él, me pide que le cuente lo que se y que colabore con ellos puesto que han iniciado acciones legales contra él. Tienen sus motivos, me cuentan.

Y yo lo hago. Le hablo de la presunción de inocencia. Qué tenga en cuenta que puede existir la remota posibilidad de que alguien se dedique a durante un año abrir perfiles y contactar con menores y más gente interesada en eso, lo haga haciéndose pasar por quien no es. Qué incluso puede ocurrir que además vaya dejando comentarios en niños y fotos de pornografía infantil. Qué incluso puede agregar a esos perfiles gente conocida en común y que no detecten que no es él. Que se asegure. Qué reúna las pruebas y que denuncie ante las autoridades. Qué ellos se encargaran de dilucidar si toda esta cantidad de pruebas abrumadora es digna de tomar en cuenta, o no. Si realmente es esa persona, o no. Le envío la misma información que envié a autoridades y Microsoft hace un año. Ya tienen todo lo que necesitan debidamente documentado.

Eso le digo. Después de darme las gracias, cierro el correo y pienso en lo que no le he dicho. Que sea quien sea quien ha hecho eso es despreciable. Que a pesar de estar comunicado a las autoridades no se llego antes, por las razones que sean. Que a pesar de que una multinacional como Microsoft lo sabía desde hace un año y en varias ocasiones permitieron que siguiera allí haciendo lo que hace. Que sabiéndolo el gobierno del país que ahora ostenta la presidencia europea, lo permiten. Que los partidos políticos lo saben. Que los medios lo saben. Que mucha gente en la red lo sabe. Y que callan. Que hay muchos Detlefs, y muchos menores, y que solo espero que todo se aclare y que sea quien sea el culpable, Detlef o alguien que lo suplanta, pague por ello en la medida que la justicia determine.  Y que me angustia pensar que todos estos tipos que ustedes ven por aquí están en sus trabajos, en las calles o haciendo lo que les venga en gana. Como puede ocurrir con Detlef, un año en una escuela de teatro para menores y niños, recuerden. Y que las cosas son como son.
Y ahora, que ya sé que no leen esta historia que les cuento, yo la dejo escrita y me voy a fumar. Sigan con sus Ipads y sus cosas.

En fin. Mañana seguiré dando el coñazo. Ellos NO van a ganar. Palabra.

9 pensamientos en “Las consecuencias de nuestras acciones

  1. Eva

    Tu persistencia es admirable. Siento no leerte más , no seguirte más y no ayudar más. Lo siento de veras.
    Y ahí queda tu trabajo, tu esfuerzo, digan lo que digan y le pese a quien le pese, sobre todo a ti, que sé que te roba muchas horas y mucho sueño.
    Un fuerte abrazo, con aroma de mar y azahar entre tanta mierda.

    Responder
  2. Manuel

    Poco puedo decirte que no te haya dicho ya, yo también creo que no van a ganar esta guerra, porque no la pueden ganar. Lo que no impide que crea que la lucha va a ser larga.

    En todo caso, que hayas podido colaborar en sacar de la circulación uno solo de esos tipos, ya es algo positivo. Es mucho más de lo que hemos hecho los demás.

    Ànimo y adelante.

    Responder
  3. mmadrigal Autor

    Manuel
    Uno no es nada. Ni sacar a uno. Lo que hay que hacer es arreglar los procedimientos y el sistema, porque está claro que no funciona

    Responder
  4. Xavier

    No estás sólo!

    He leído una parte del post a fierecilla para que sea consciente de qué se oculta tras la red, y advertirle sobre lo peor de todo, l@s ilus@s, prepotentes o inconscientes que creen saberlo todo… y se niegan a aprender y a tomar medidas de precaución y educación siendo padres o madres… a sabiendas de que hay reguladores que confunden el libertinaje con la libertad… y sólo velan por sus bolsillos…

    No cejaré en el empeño… de apoyarte para que la red sea más segura,

    Un abrazo Marcelino!

    Responder
  5. Santiago José López Borrazás

    Ya sabes qué clase de gente es, no se pueden ni hacer nada. Son gente mala que no sólo pretenden seguir haciendo lo suyo.

    Pero tu trabajo sigue haciendo mella, ya que, como te estoy leyendo, parece que las cosas van a su buen camino, y estoy seguro, que acabarán poniendo las cosas como tal en su sitio.

    Me imagino, que será lo mejor de lo mejor que se sienta en cada circunstancia. Si se arreglan y borran esos sitios, pues será mejor para ti y lo hagan cuanto antes. De hecho, me parece deleznable lo que se puede encontrar en la Red de Redes la de gente tan mala que se puede tener ante tales elementos…

    Es asín de imposible. Pero bueno, a ver si lo hacen en tiempo, que las FSE deben arreglarlo ya (no con este Gobierno que tenemos).

    Slds…

    Responder
  6. ANA

    Buenas Marcelino….!!!!CHAPÓ!!!
    Todo tu trabajo vá dando resultados , y como bien dices, si todos hicieramos igual que tú, que no dieramos la espalda a estos casos, y nos implicaramos más…otro gallo cantaria.
    Mi enhorabuena por todo lo que haces, que de alguna forma estás ayudando a chicos, de “personajillos” como estos.

    Responder
  7. David

    Una vez mas, no me queda mas que transmitirte mi admiración por lo que haces; y suscribir que NO GANARAN. Al final cada quien ocuopará el lugar que le corresponde.
    Gracias Marce

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.