Lucia Etxebarría visita el mundo real

por | 27 julio, 2013

 

2013-07-27_112116

Lucía Etxebarría no se equivocó ayer de Programa de Televisión. Ni siquiera de cadena. Se equivocó de mundo. Con Lucía mantengo un contacto desde Twitter debido a que nos cruzamos en el mismo con el tema de la defensa de los menores. A Lucía en Facebook la suspendieron su página por que publicó la imagen de un menor , nada de abusos si no algo muy normal, y alguien, Lucía en la red tiene también detractores, la debió denunciar y la eliminaron. Para alguien como yo que lleva años denunciando lo que ocurre en las redes sociales aquello no fue más que una muestra más de la hipocresía que nos envuelve, y desde entonces nos tuiteamos.

En todo caso lo sucedido esta semana, por lo que pude ver ayer en el programa de T5 donde acudió, es digno de dejar anotada una reflexión. Al margen de la libertad personal de quienes hacen ese tipo de programas y los muchos millones de personas que los consumen, o de las personas que se ganan la vida en ellos con un bagaje personal y profesional más que cuestionable. Yo huiré de eso puesto que la libertad también lo es de hacer el mal, el ridículo o lo que uno crea conveniente siempre que esté dentro de los límites de la ley.

Simplemente creo que es conveniente recordar que durante muchos siglos el sufrimiento de los demás fue un espectáculo muy rentable. En todos los sentidos. Arrojar esclavos , cristianos y presos para que fueran despedazados. Los ahorcamientos en la picota. La Inquisición y muchos más. Quizás ustedes dirán, con toda la razón, que no son comparables a lo que asistimos diariamente en programas como el de ayer, pero les hago notar que la base de ver sufrir al diferente, al que no es como nosotros o al que alguien indicó que lo merecía, está en estos casos.

Otra cuestión es que a un verdugo nunca se le pidió el título de la EGB, ni un título de periodismo, ni siquiera que fuera buena persona. Se le pidió que hiciera su trabajo, que no tuviera remordimientos y que en definitiva , ejecutara. Es por esto que los famosos y su nueva evolución, periodistas del corazón, que aparecen en estos programas nadie les va a pedir que se expresen con fluidez, que tengan unos mínimos conocimientos básicos de cultura e historia, o al menos que sus padres les dieran algo de educación. Ellos, como los antiguos, ejecutan , cobran y no tienen remordimientos.

Es por esto que digo que Lucía no se equivocó de medio, ni cadena, ni programa, si no de mundo. Bajó a la España donde el malo no es Bárcenas si no Kiko Hernández, no es Cospedal si no Karmele y el mayor problema de España no es el paro ni los recortes sociales si no si un tal Mohedano se ha tirado a no se quién que dice que sus fluidos corporales saben dulce o salado depende de que comamos.

Y quizás , por buscar algo positivo sobre lo que vi ayer que le ocurrió a la escritora Lucía Etxebarría en Sálvame, sea conveniente. Porque si miles de personas en España no estuvieran entretenidos y saciados con esto estarían en la calle exigiendo los derechos que nos están robando, o lo que sería peor para personas como nuestra Vicepresidenta, a la que estas personas no conocen, pensando.

Saludos

Un pensamiento en “Lucia Etxebarría visita el mundo real

  1. jav

    Se te olvida que ganarse la vida en y con estos realities es incompatible con ser víctima mediática..Lo siento, pero el artículo carece de coherencia interna.

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.