Chuck Norris lee y comenta en blogs

por | 23 Mayo, 2010
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on Tumblr0Share on LinkedIn0

 

Buenas

En la edad antigua, y no necesariamente me refiero como edad moderna a la llegada de la Web 2.0 porque sería absolutamente estúpido, el fracaso en cualquier actividad de la vida tenía una excusa que nos liberaba automáticamente de cualquier responsabilidad. Cuando a alguien las cosas no le iban bien simplemente era un desafortunado, literalmente. En España diríamos desgraciado, porque el achacar nuestro fracaso a que la Diosa Fortuna no nos ha rozado, o a que no contamos con la gracia de Dios no es más que una evolución en la religión. Hoy cuando uno fracasa ya no es un desgraciado, o un desafortunado, es directamente un perdedor, porque la excusa de dioses,suertes e intervenciones divinas ya ha quedado ampliamente superada.

Ahora bien, si eso ya no existe ni es excusa, ahora  la sociedad moderna cree que todos podemos hacer cualquier cosa. Esto sucede porque vivimos, en mi opinión, encerrados dentro de una burbuja que es constantemente bombardeada por mensajes sobre la igualdad de oportunidades, donde todo el mundo cuenta con las mismas posibilidades y demás, cuando es una de las peores mentiras.

Digo que es mentira porque no todos tenemos las mismas oportunidades. Es más les aseguro que en el caso de que alguien tuviera esa influencia o poder económico, que para nada es así nos cuenten lo que nos cuenten, gracias a un blog o a su actividad en la red, en un 90 % no tendría nada que ver con la actividad que muestra en Internet, la calidad de sus textos, o su esfuerzo personal. El azar, si entendemos como azar el nacimiento, con quien ha estudiado, quienes son sus amigos en la vida real, que intereses empresariales comparte con otros, etc., son los que llevan a esa pretendida relevancia enmascarada en el éxito ciudadano de la web 2.0. Simplemente es mentira. Los grandes blogs yankees, que es la referencia o caso de éxito más evidente de la web 2.0, son manejados como/por editoriales que harían ese mismo trabajo en papel hace unos años, y hoy lo hacen en la red. Así de sencillo. Facturan como un medio clásico y tienen la relevancia de un medio clásico porque en realidad lo son. Son un medio clásico en un nuevo formato. Nada más

En cuanto a los blogueros de andar por casa hispanos, del top que todos podríamos decir y señalar metidos en este mundillo, ocurre algo parecido. Están ahí y usted y yo los nombramos porque otros lo hacen. Normalmente han aparecido en medios como prensa, muchas veces por las relaciones que mantienen con los mismos, que los señalan desde fuera como referencias. Y nosotros no juzgamos su valor por nosotros mismos, si no que aceptamos lo que otros dicen de ellos, otros, no nosotros mismos. El que eso sea cierto o no deberían de juzgarlo ustedes.

Muchos blogueros abandonan sus blogs, no ya porque no les divierta la actividad que desarrollaban, si no porque han leído mil veces (sobre todo antes) que cualquiera que abra un blog puede hacerse rico y famoso, y si el autor de estos blogs no consigue serlo es porque no tiene capacidad para ello, y por tanto uno se considera un looser o perdedor.

Verán, uno no es un perdedor, como tampoco es un blog-star por recibir , o no, premio alguno. Si a ustedes les gusta, pues bien, participen, pero no pierdan el norte. Diviértanse con ello, pero no se frustren. Recuerden las razones que les llevaron a disfrutar de la escritura o la lectura de tal o cual entrada en un blog. Verán que no están relacionadas con el éxito entendido como nos lo han contado. Yo siempre recuerdo que en los tiempos de la fiebre del oro en el Oeste americano los únicos que se hicieron ricos eran los vendedores de palas y picos, no los buscadores.

Participar en la construcción de la web, este mundo que ya están heredando queramos o no queramos nuestros hijos, va mucho más allá de considerarse un tipo con éxito. Toda aportación es importante, y van mucho más allá de un voto, participar en un premio, salir en una foto en un periódico, o 2 minutos en televisión. Es algo un poco más serio, o no, pero no tiene que ver con todo lo que les he contado. Sigo pensando que el sitio de un bloguero es su blog cuando uno ejerce de tal.

Y si no lo ven así de serio déjenme que les diga que a Chuck Norris el “éxito” ese y los premios en los blogs le da lo mismo, él lee y comenta en blogs.

2 pensamientos en “Chuck Norris lee y comenta en blogs

  1. Fernando

    Pues totalmente de acuerdo en lo de hacer esto porque nos gusta y nos divierte, y no por ser ricos y famosos, creo que en cuanto ser famoso es tu objetivo, entonces estas jodido, porque no tienes objetivo en realidad, si vives para ser famoso, estas condenado o al fracaso o a la infelicidad, o quizás a las dos cosas, mejor vivir el momento, ser feliz con los tuyos y disfrutar del camino.
    Un saludo.

    Responder
  2. Javier

    La verdad al descubierto de los blogs.
    Disfruta de tu blog, del grupo de bloggers que nos leemos habitualmente, participa en el mundo virtual… pero nunca creas que te harás rico ni supedites tu vida real a la virtual.

    Un saudo.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *