Adios 30 años de trabajo

por | 26 octubre, 2020

El 29 de Septiembre recibí un burofax de la empresa en la que trabajé 30 años y 6 meses. Me comunicaba la rescisión de mi contrato por su reorganización y debido a los costes elevados que debe soportar. En plena pandemia, sin aviso ni dialogo previo de ningún tipo

Esta empresa tiene una alta participación en su accionarado del estado. Dos días después anunció 2 ERES con miles de personas afectadas. No se habla de ello

Yo siempre he dicho que antes un hombre de empresa (one of us) era el que hablaba bien de su empresa. Ahora un hombre de empresa es que calla las prácticas de la suya. Haré lo segundo. Pero déjenme que les diga un par de cosas. Quizás sirve para algo

En España hay muchos proyectos empresariales cuyo fin último es convertirse en una gran empresa, una de referencia. Tristemente algunas solo llegan a ser empresas grandes, y no aprenden

Es fácil echar la culpa a que las empresas tecnológicas no encuentran suficiente personal preparado para trabajar en ella. Tan fácil como negar que la verdadera razón es que mantener márgenes a costa de no pagar la valía de quienes tienen que trabajar en ellas es su objetivo

Algunas, las que tienen posibilidades, contratan (para eso si hay dinero) a Consultoras internacionales (USA) para que les digan que deben cambiar. Les hablan de la búsqueda del talento y cosas así. Se lo pueden ahorrar, si quieren talento rebusquen en sus bolsillos

La transformación digital, tan cacareada, es un tema de personas, no de abrazar la cloud porque si. Ni hablar de big data sin preguntas que hacer. Ni de cualquier termino modal. Mi trabajo durante 30 años fue solo uno : distinguir lo que era una moda, lo que era una tendencia y lo que es un hito. Saber cuando una tecnología está madura y además encaja en una empresa como una ventaja competitiva

Me he quedado obsoleto porque esas decisiones se resuelven en cenas de empresa entre altas direcciones, que bajan las decisiones a los postres a equipos que no discuten ni debaten si aquello que les contaron es cierto o no

astimosamente eso se traduce en decisiones de muchos millones de Euros que acaban con empleos. Estas asesoras consultoras les hablan de globalización, de la cloud y de todo lo demás y ellos asienten sin rechistar. Los técnicos, esos que no encuentran, somos incómodos y caros

En definitiva en esa situación ando. No tengo prisa, al menos de momento, y la verdad me gustaría dedicarme a otras cuestiones : Combatir la desinformación o los abusos de menores aplicando mis conocimientos , por ejemplo estaría bien. Y ganarme la vida decentemente, claro

Les contaré más . Por ahora me queda reflexionar, aprender (eso siempre) y seguir Un viaje empieza con un primer paso Veremos donde me lleva esto

Por supuesto. El despido ha sido reconocido y declarado improcedente. Me han dado lo que me correspondía, pero no las gracias

13 pensamientos en “Adios 30 años de trabajo

  1. María Antonia Salas

    Qué decir Marce?
    Sé cuál es la empresa, yo también me fui de la misma en un Erte de forma voluntaria, sí, pero no por gusto. Me fui obligada por la mala “baba” de algunos que ya no podía soportar.
    Por supuesto que tampoco ni me dieron las gracias es más ni me dijeron adiós, después de 40 años.
    Mucho ánimo y te deseo lo mejor de corazón .

    Responder
  2. Alberto Gómez Aparicio

    No nos conocemos, pero te sigo con atención desee hace tiempo.
    Siento la situación.
    Hay mucha gente tomando decisiones con gran cortedad de miras, lo describes perfectamente.
    Son tragos amargos, pero solo queda digerirlo y pasar página.
    Ánimo.

    Responder
  3. Fiona

    He empezado una y otra vez a esbozar frases a lo largo de estos días más….. no las hay, para lo que aquí pasó…. no las hay. Pasan los minutos y sólo veo el vacío de esta página. Me gustaría poder decirle algo asombroso, radical, definitivo que borrara el dolor que sé está sintiendo. Pero no puedo, no existen esas palabras. Al menos, lo que me queda es hacerle saber que aunque pasen los días y me quede impávida frente a esta página, no está solo. Hay muchísima gente que veo que lo quiere , aprecia , valora y estoy segura lo apoya, aunque, como yo, seguramente se quedan impávidos , en silencio frente a esta realidad, demasiado dura, por inhumana.

    Responder
  4. Miguel

    Lo siento mucho Marce. Yo estuve en tiempos relacionado con personas de INDRA y conozco un poco este inframundo. Tú y yo somos chatarra y nos lo recuerdan a diario. Sobrevive. Seguro que es lo mejor que sabes hacer. No les des ninguna oportunidad.
    Un abrazo.

    Responder
  5. Zruspa

    Las empresas no entienden de valores. Sólo ven números en cada uno de nosotros. Lo sé bien porque soy representante sindical. Lo siento de veras, Marce. Ánimo y buena suerte porque la vida sigue.
    Un abrazo de tu compañero del Tirso.

    Responder
  6. Pedro

    Con los ultimos acontecimientos en varias ciudades echaba de menos tus comentarios en Twitter indicándonos como podíamos llegar a los convocantes. Ahora veo que ha sido Twitter la culpable de que no estés.

    Responder
  7. Joaquín

    Hola Marce, a mi tb me echó Indra tras 29 años, tb improcedente, y como tú me quedé con esa cara que se nos queda a los que predicamos en el desierto. Que defendemos la profesionalidad y el talento, y vemos cómo se descapitaliza una compañía y se desprecia la experiencia. El nuevo presidente eso sí, se está lavando un nombre con su capacidad de ‘limpiar’ las empresas y revalorizarlas en los mercados de capitales. Sabe de gestión contable y financiera, pero le importa un bledol Gestión Operacional, y el que venga detrás que se coma el marrón, o venda cachos de la compañía.

    Responder
  8. JOSE ANTONIO RUIZ

    Es la tónica general en las empresas, despedir a sus mayores, alegando algún tipo de incompetencia. Se supone que los jóvenes, por el simple hecho de serlo, son mejores.
    Nos desprecian, nos maltratan, nos ignoran,nos despiden.
    Siendo un número cada vez mayor, no somos defendidos, POR NADIE.
    Ni sindicatos, ni partidos políticos.
    Si no nos organizamos nosotros, nadie va a venir a defendernos.
    Pero cómo podemos defendernos.
    Para aquellas empresas que venden cosas, dejar de comprarles, cuando empiecen a aplicar políticas de “mayores no”, como trabajadores.
    Entonces, tampoco como clientes.
    Es difícil de aplicar, porque todas hacen lo mismo.
    Quizá organizase en un partido nuevo, ahora ninguno está por la labor.
    Sindicatos, basura.
    Ver como nos tiran por la borda, en cuanto envejecemos, sin hacer nada, no es el camino.
    Necesitamos ideas, y organizarnos. Es urgente. Nos están masacrando.

    Responder
  9. Juan Luis

    Hola Marce. Te conocí en 2007 por twitter y te seguí por esa red hasta que me fui de ella hace algunos años, viendo cómo denunciabas las historias de menores que en la vida uno habría podido pensar que podían suceder de manera tan impune. Cuando hoy leo que te han dado la patada en el culo después de 30 años, solo puedo decirte que lo lamento pero como dice el refrán cuando una puerta se cierra otras se abren. Al menos espero que te vaya bien y que los deseos de ánimo y de buen futuro que te tienen tanto los que escriben como los que no te ayuden en la medida de lo posible. Mucho ánimo y gracias por tu ejemplo y tu coraje.

    Responder
  10. Jokin

    En este país ni siquiera hemos hecho el amago de ser un poco amplios de miras en las empresas. Y lo describes muy bien, no es que no haya, es que no se quiere pagar y punto. Solo queremos engordar por el camino más fácil, el de la exploración y la reducción de costes, seguimos arrastrándonos por el estiércol inmediato del capitalismo, conformandonos con llevarnos el dinero fresco sin importar las consecuencias. Paletos con dinero a costa de la necesidad. Gracias por tu opinión.

    Responder
  11. Marisa

    Pues algo parecido ocurre en las farmacéuticas. Les da lo mismo los años que lleves y que seas trabajador, honrado y leal. Solamente creen las mentiras que dicen los pelotas inseguros. Una pena. No valoran lo que ya tienen y se dejan adular.

    Responder
  12. Angel

    Ánimo pero, como alguien me dijo, a partir de determinada edad estamos amortizados y poco importa que sigas, desde el punto de vista tecnológico, siendo totalmente válido. Prefieren cantidad a calidad.
    Saludos

    Responder
  13. Tras la persiana

    A mí me “invitaron a irme” no en una empresa gorda de estas, sino en una más pequeña. Parte por crisis, parte (sospecho) por otros motivos, fue un golpe al principio.
    ¿Visto en perspectiva? Me llevé la indemnización, encontré trabajo pronto y, además, reorienté un poco mi especialidad. Ahora me llegan ofertas de aquello y de lo de ahora.
    Este sector puede ser muy chungo con cosas como las que cuentas, pero hay huecos donde las cosas son “normales”.

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.