Bienvenido a las redes sociales

por | 12 julio, 2013

2013-07-12_103729

A ellos, a las empresas y a los gobiernos, no les interesa que tu opinión pueda ser oída en cualquier parte del mundo. A ellos, a las empresas y a los gobiernos, no les interesa que puedas expresarte.

A ellos, a las empresas y a los gobiernos, les interesa saber que te gusta y que compras. Que te pueden vender y que pueden vender a tus amigos. Les interesa saber que es lo que te gusta para ofrecerte su mercancía, o sus ideas, con un envoltorio atractivo, y que creas que son cercanos y amigables cuando ellos te necesiten. Les interesa que lo que nunca contarías a tus compañeros de trabajo, o tus mismos padres, o a tu pareja, lo expongas en público y lo dejes a su alcance, para catalogarte y convertirte en un porcentaje. Les interesa colgar la etiqueta de “moderno”, para que creas que no puedes vivir sin ello, aunque hasta hace unos días ni sabías que existía y siempre volvía a salir el sol. Les interesa colgar la etiqueta de “gratuito”, cuando toda esa información no tiene precio, puesto que siempre estuvo reservada para los más cercanos. Les interesa decir que tendrás miles de amigos, a los que nunca conocerás en realidad.

Te dirán que es nueva forma de comunicación, cuando en realidad todo lo que aprendas allí es absolutamente inútil. Que todo el mundo las usa, millones de personas y miles de millones de veces al día. Que la privacidad, la tuya no la de ellos, ha muerto. Que no pasa nada, que todo es normal. Les interesa decir que eso es el futuro, para que no mires atrás y recuerdes a que conduce dejar todo en sus manos. A ellos les interesa que no dudes en pensar que si no estás allí, no eres nada, aunque sólo seas un número de usuario entre millones.

No creas nada. Duda, y piensa porque lo hacen. Se responsable.

Bienvenido a las redes sociales

5 pensamientos en “Bienvenido a las redes sociales

  1. Kike

    Eso mismo he dicho yo desde que empezó el boom de las redes sociales. Los test, los grupos de “a mí me gusta…”, no dejan de ser encuestas de mercadotecnia a nivel planetario.

    Y, aún sabiéndolo, uso las redes sociales. Pero con ojo. No pongo nada realmente personal (ni fotos, oiga), no hago test, no juego a juegos… sólo uso la red social como promoción del proyecto en el que participo: La taberna del escocés. Y punto.

    Quizá no sea así, pero quiero pensar que soy yo el que les uso a ellos.

    Muy buena reflexión, Marcelino. Hacía tiempo que no te comentaba nada, pero te leo puntualmente (la magia del rss).

    Saludos.

    Responder
  2. cavalleto

    Ataque a la línea de flotación de un gurú que vende precisamente lo que tú dices, que el que no esté en las RR.SS. no existe.

    Responder
  3. Sergio

    Evidentemente. Pero eso es algo que algunos usuarios sabemos y que todos deberían saber. Cada vez que tu haces un clic en “me gusta” o comentas una publicación, los anuncios de tu derecha cambiar por arte de magia.
    Que si pones una foto de tu hija en FB, puede ser que esté mañana o dentro de un mes esté pegada en un bus de Singapur para anunciar pañales. Es una cosa que Google inventó y que muchos han aplicado muy bien. Pero, ¿Y?
    Esto se aplica a todos los medios de comunicación: Dale al populacho fútbol todos los días, progamas de mierda como Sálvame y llámalos entretenimiento, que tendremos al viejo pegao a la tele todo el día sin que se de cuenta que le subimos la luz, la gasolina y la leche y le metemos una polla por el culo como un obelisco. Es el nuevo imperio romano. No es más que “capitalismo, una historia de amor”, como diría Moore.

    Tienes que tener en cuenta hasta qué punto te importa todo eso. Porque le damos utilidad, a las rr.ss, si tenemos familia en el extranjero o algo así es algo más útil, cercano y directo que Skype. Aparte que todo el mundo tiene su puntito de vanidad, notoriedad y/o gilipollismo y todos queremos exponernos y exportarnos al ciberespacio, nuestras circunstancias, gustos y fotos, lamentándonos por que la idea del Zuckerberg ese, o como se llame, no haya sido nuestra.
    Capitalismo.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.