Extremos

por | 10 diciembre, 2018

Boca o River. Vox o Podemos. Taurinos o animalistas. Feministas o marichulos. Monárquicos o republicanos. Con cebolla o sin cebolla.

Uno que es viejo está convencido de que cuanto más es el empeño de señalarte a quien debes considerar como enemigo menos es el de intentar reconocer quienes son tus amigos. Y esto es debido a que simplificar la vida en dos polos puede parecer más asimilable, más plausible y más rentable que reconocer que nosotros, las personas, somos más que blanco y negro, un número infinito de escalas de grises.

Piensen por un momento cuantos de ustedes serían de calificar a sus más cercanos con alguno de estos términos que he citado, y sin embargo no encajan en los otros.

Nadie es original, ni un polo. Todos somos más que nada el producto de todas las situaciones y personas que hemos conocido.

Soy gris. Poco más.  Nada menos.

Cómo usted

No me etiqueten que las cosas nunca son tan simples

Saludos


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.