Plasmas

por | 16 enero, 2018
Share on Facebook12Share on Google+0Tweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on Tumblr0Share on LinkedIn0

Dicen que una persona no puede ser presidente por Skype. Dicen que un político no puede dirigir a través de un plasma.

Yo me pregunto que desde cuándo. En todos mis años de vida no vi un político tomar nota de lo que ocurría y los problemas que tenían las personas que estaban esperando a ser atendidas en la cola del paro. Los vi en una pantalla haciendo recortes y reformas laborales.

Tampoco vi políticos esperando a ser nombrados en el médico de la seguridad social. Los vi en una pantalla diciendo que la sanidad era cara y que los jubilados y enfermos crónicos debían pagar una parte de los medicamentos que los mantienen vivos.

No ví políticos en los colegios públicos, sentados en barracones y apilados en sillas. Los vi en una pantalla decidiendo si era importante que enseñaran religión o educación para la ciudadanía, por si debían resignarse o indignarse, supongo.

Los vi en recepciones oficiales. En mítines. Saliendo de sus buenas casas y sus buenos coches. De los consejos de dirección a los que pertenecen. Hablando de futuro sostenible desde un consejo de dirección de una energética. De cuando yo debía jubilarme o no. De que soy un problema porque ahora vivimos mucho.

Pero siempre los vi en una pantalla.

¿Seguro que no se puede dirigir un país desde una pantalla?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *